Psicología y ciencia. Wundt, el padre de la psicología en Europa
Psicólogo a domicilio Madrid y Comunidad de Madrid, todas las edades, niños, adolescentes y adultos, problemas emocionales y de conducta. Terapia de pareja y terapia on-line.
Psicólogo a domicilio Madrid, psicólogo, psicóloga, psicología, terapia, psicólogos a domicilio Madrid, terapia on-line
16305
single,single-post,postid-16305,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
wundt

08 Ene Wilhelm Wundt el padre de la psicología en Europa

Hace unos días, hablábamos de William James como el padre de la psicología, pero al mismo tiempo que él, al otro lado del Atlántico, otro hombre estaba realizando descubrimientos increíbles en el campo de la Psicología también. Ese hombre, era Wundt, al que junto con James, se le considera el padre de la psicología. Si bien es cierto que es complicado establecer cuál de los dos es el verdadero padre de la psicología, establecemos que hay dos padres: uno americano (William James) y otro europeo (Wilhelm Wundt).

Wundt nació en Neckarau (Alemania) en 1832. Estudió Medicina y Fisiología y al terminar sus estudios fue auxiliar de Helmholtz. Cuando tenía algo más de 40 años publicó “Principios de Psicología Fisiológica” y en 1896 “Introducción de la Psicología”.

Sigue la tradición que se remonta a Descartes en la que se opina que el hombre tiene dos componentes, mente y cuerpo, que están separados y son irreductibles el uno del otro; por tanto, se necesitan dos métodos: el experimental (para el cuerpo), y la introspección (para la mente).

Su teoría, muy amplia, la podemos resumir de la siguiente forma: los objetos penetran en los sentidos en forma fragmentaria (colores, sonidos, olores…) como sensaciones simples. Toda sensación está acompañada de un sentimiento simple con tres dimensiones: placer-displacer, excitación-depresión, tensión-relajación. La reconstrucción del objeto da lugar a las imágenes. Éstas se producen siguiendo seis leyes. También las imágenes están acompañadas de sentimientos o afecciones con las mismas tres dimensiones de los sentimientos simples. Tanto las sensaciones como las imágenes y los sentimientos tienen unos determinados atributos.

Las 6 leyes de las que hablamos antes son:

1. Ley de las resultantes psíquicas: la combinación de dos o más ideas simples dan como resultado una idea compleja, que es mucho más que la suma de las ideas simples.

2. Ley de las relaciones psíquicas: el significado de cualquier contenido mental depende del contexto en que se produce. Cada elemento mental adquiere significado por el grupo al que pertenece.

3. Ley de los contrastes psíquicos: las experiencias opuestas se intensifican mutuamente.

4. Ley del crecimiento mental: las experiencias se van integrando a lo largo del tiempo en formas cada vez más elaboradas.

5. Ley de la heterogonía de los fines: las metas a las que tendemos, una vez alcanzadas, no tienen valor para nosotros, intentando nuevas metas. Algunas metas, una vez alcanzadas, fuerzan a ir en direcciones inesperadas para el sujeto.

6. Ley del desarrollo hacia los opuestos: la dirección de la conducta y los sentimientos del ser humano nunca siguen una línea recta; por el contrario, fluctúan entre tendencias opuestas.

Fuente:

HISTORIA DE LA PSICOLOGÍA. AUTORES MÁS INFLUYENTES

JOSÉ MOYA SANTOYO, PS EDITORIAL, 2002

ISBN 8428406111