Vacaciones de verano - Ilusiona psicólogos
Psicólogo a domicilio Madrid y Comunidad de Madrid, todas las edades, niños, adolescentes y adultos, problemas emocionales y de conducta. Terapia de pareja y terapia on-line.
Psicólogo a domicilio Madrid, psicólogo, psicóloga, psicología, terapia, psicólogos a domicilio Madrid, terapia on-line
16705
single,single-post,postid-16705,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
holiday-1463951_1280

22 Jun Vacaciones de verano

Y antes de que nos demos cuenta, ya está aquí de nuevo el verano. Y con él el buen tiempo, las piscinas, los helados y las vacaciones de los más peques de la casa. En muchas ocasiones nos habéis comentado que se os hace difícil elegir la mejor opción para que vuestros hijos/as disfruten de sus vacaciones mientras vosotros estáis trabajando. Es una decisión muy personal, por lo que no está en nuestra mano deciros cómo tomarla. A pesar de esto, hoy os voy a contar cómo ha sido mi experiencia de más de 6 años como monitora en un campamento de verano en Chinchón, para que lo conozcáis de primera mano por si os animáis a elegir está opción para vuestros peques. Espero que os sea de ayuda y sobre todo ¡FELIZ VERANO!

Hace más de 7 años que comenzó mi andadura como monitora de ocio y tiempo libre. En un principio, realicé el curso porque consideré que podría abrirme muchas puertas laborales. Cuando comencé a trabajar y conocí más a los niños/as, vi que en su momento había tomado una de las mejores decisiones de mi vida. Antes de pararme a contaros qué ventajas tiene un campamento de verano para los niños, me gustaría contaros qué aprendí yo. El ocio y tiempo libre es algo que tenemos totalmente olvidado y yo, durante todos estos años, he aprendido la vital importancia de la educación en el ocio y tiempo libre para nosotros, pero obviamente también para los niños. También he aprendido infinidad de cosas de los niños: he aprendido a jugar, he aprendido a imaginar, he aprendido a ponerme gafas de ver cosas fantásticas…En definitiva, me he dejado llevar a su mundo y reconozco que es algo maravilloso y es un viaje que muchos tendríamos que hacer de vez en cuando. Resumiendo, una decisión que en principio “sólo” me ayudaría a conseguir un trabajo, me dio una forma de ver la vida y me ayudó a saber que me encantaría seguir formándome y trabajando con niños desde mi profesión actual: la psicología.

Por otra parte…¿es bueno que un niño vaya a un campamento de verano? Y si es bueno, ¿en cuál debo inscribirle? ¿En un campamento temático? ¿Urbano? ¿Deportivo? ¿Es bueno que mi hijo se vaya dos semanas fuera en verano? La respuesta a estas preguntas la soléis tener más cerca de lo que pensáis. Conocéis a vuestro hijo/a y sabéis y/o podéis preguntarle por sus gustos, aficiones o incluso ambiciones. Actualmente, la oferta de campamentos es muy variada: hay campamentos deportivos, musicales, de cocina, de 15 días, semanales, temáticos, de aventura…Simplemente, dedicar una tarde a mirar con vuestro hijo/a la mejor oción para él y, si es posible, dejarle que él/ella tome la decisión final. En caso de no tener la posibilidad de elgir, por la razón que sea podéis ayudar a vuestro hijo a buscar las cosas divertidas que puede aprender en ese campamento en concreto. Por supuesto, esto último tenéis que creerlo vosotros para poder trasmitirlo. Y…¿por qué son buenos los campamentos de verano? Para mí, uno de los motivos fundamentales es el permitirles tener mucho tiempo para disfrutar del ocio. A día de hoy, tenemos muy olvidado el juego y se plantea como algo muy opcional (después de haber cumplido con todas sus obligaciones) cuando en realidad es algo determinante para su desarrollo. El niño, a través del juego aprende a imaginar, a crear, a ponerse en la piel de otras personas, a colaborar, a ser buen compañero, a ser autonomo y sobre todo aprende a divertirse. Además del juego, con las distintas dinámicas y actividades del día, los niños van desarrollando habilidades que les servirán cuando sean más mayores y que influyen de forma muy positiva en su desarollo.

Por último, me gustaría reconocer que, mi experiencia tan positiva se debe a la buena organización y coordinación que existe en el Campamento Urbano de Chinchón. Siempre he trabajado con un equipo maravilloso lo que ha hecho que el trabajo siempre se vea más llevadero y sobre todo que disfrutes haciendo lo que te gusta.

Espero que os haya sido de ayuda y recordar que si tenéis cualquier duda, sugerencia o pregunta, podéis contactar con nosotros.

Sara Pascual.