La psicología en los años 80. Regreso al futuro
Psicólogo a domicilio Madrid y Comunidad de Madrid, todas las edades, niños, adolescentes y adultos, problemas emocionales y de conducta. Terapia de pareja y terapia on-line.
Psicólogo a domicilio Madrid, psicólogo, psicóloga, psicología, terapia, psicólogos a domicilio Madrid, terapia on-line
16370
single,single-post,postid-16370,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
regreso al futuro

11 Ene Regreso al futuro en psicología

El pasado 21 de octubre, llegamos al futuro. Estaréis cansados de oirlo durante estos días. Pero nosotros, le hemos seguido dando vueltas y nos hemos preguntado qué cosas han cambiado en la psicología en estos años.

Los avances han sido cuantiosos.

Hemos tenido el orgullo de tener en España a uno de los grandes cerebros de la psicología española: Jose Luis Pinillos. En la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, teníamos un pabellón con su nombre. Estudió la personalidad y fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1986. Falleció en 2013.

Donde considero que se han realizado más avances ha sido en salud mental, entendida como la concienciación de la sociedad de la presencia de trastornos y de la necesidad de no estigmatizar a las personas que los padecen. Pero también se han hecho avances a la hora de considerar normales ciertos aspectos de la vida de las personas que hasta hace no mucho (y que aún hoy, en determinados lugares) se consideraban anormales, como la homosexualidad. Hasta hace no mucho, y en concreto, hasta 1994, año en el que se publicó el DSM-IV (que es el libro de diagnóstico empleado por muchos psicólogos), la homosexualidad se consideraba un trastorno o enfermedad mental y que por tanto, necesitaba tratamiento para su eliminación.

Pero, ¿cómo será el futuro de aquí a 30 años? A nosotros nos gustaría que se siguiese avanzando en los tratamientos destinados a la salud de las personas, tanto a nivel mental como físico. Sería muy bueno que se siguiesen desarrollando tratamientos, cada vez más efectivos (aunque a día de hoy, la inmensa mayoría ya lo son).