La psicología y las mesas de 3 patas - Ilusiona psicólogos
Psicólogo a domicilio Madrid y Comunidad de Madrid, todas las edades, niños, adolescentes y adultos, problemas emocionales y de conducta. Terapia de pareja y terapia on-line.
Psicólogo a domicilio Madrid, psicólogo, psicóloga, psicología, terapia, psicólogos a domicilio Madrid, terapia on-line
16846
single,single-post,postid-16846,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
mesa_con_patas_de_madera_atravesadas

13 Jun La psicología y las mesas de 3 patas

¿Alguna vez os habéis planteado porque se fabrican mesas con cuatro patas y no con tres?  Nosotros tampoco lo habíamos hecho hasta que conversamos con una diseñadora. Ella nos dijo que las mesas de tres patas nunca cojeaban y que esto se debía a un principio de geometría euclidiana (parece complejo pero no lo es). Basta con 3 puntos para posicionar un objeto en un plano.

Seguro que alguna vez os habréis encontrado en una terraza con una mesa que cojea intentando calzar una pequeña pieza de madera para evitar que se tambaleé. Esto ocurre porque hay un desnivel en el suelo o en la distancia de las patas de la mesa. Este problema estaría solucionado si la mesa tuviera solamente 3 patas debidamente dispuestas.

¿Pero… si las mesas de 3 patas son funcionalmente mejores, porque seguimos comprando mesas con 4 patas, aun siendo mas costosas y menos funcionales?

Aquí es donde entra en juego la percepción humana. Compramos mesas con cuatro patas porque más patas transmiten más estabilidad y seguridad. Una mesa de 3 patas parece más inestable a ojos del consumidor.

A veces la psicología se cuela en las rendijas de lo cotidiano y poderla descubrir en sus pequeños recovecos siempre puede resultar inspirador.